construcción

La historia es objeto de una construcción cuyo lugar no lo configura ese tiempo vacío y homogéneo, sino el cargado por el tiempo-ahora.

Sobre el concepto de historia

Obras I, 2, p. 315

---------

A la historiografía materialista le subyace un principio constructivo. Ahí del pensamiento forman parte no sólo el movimiento del pensar, sino ya también su detención. Cuando el pensar se para, de repente, en una particular constelación que se halle saturada de tensiones, se le produce un shock mediante el cual él se cristaliza como mónada. El materialista histórico sólo se acerca a un objeto histórico en cuanto se lo enfrenta como mónada. Y, en esta estructura, reconoce el signo de una detención mesiánica del acaecer, o, dicho de otro modo, de una oportunidad revolucionaria dentro de la lucha por el pasado oprimido. Y la percibe para hacer saltar toda una época concreta respecto al curso homogéneo de la historia; con ello hace saltar una vida concreta de la época, y una obra concreta respecto de la obra de una vida. El resultado de su procedimiento consiste en que en la obra queda conservada y superada la obra de una vida, como en la obra de una vida una época, y en la época el decurso de la historia.

Sobre el concepto de historia

Obras I, 2, pp. 316-317

---------

«La obra de arte», ha dicho uno de los intérpretes de Valéry, «no es nunca una creación: es una construcción cuyos protagonistas son el análisis, el cálculo y el plan».

Paul Valéry

Obras II, 1, p. 408

---------

La sustitución del momento épico por lo que es el momento constructivo se revela condición de la experiencia [del historiador materialista]. En ella se liberan las poderosas fuerzas prisioneras del ‘érase una vez’ que es lo propio del historicismo. Pues la tarea del materialismo histórico es llevar a cabo con la historia la experiencia que es originaria para cada presente. El materialismo histórico se dirige hacia una consciencia del presente que hace saltar por los aires el supuesto continuo de la historia.

---------

Para elaborar una buena prosa es preciso subir tres escalones: el musical, en el que hay que componerla, el arquitectónico, en el que hay que construirla, y el textil, en el que tenemos que tejerla.

Calle de dirección única

Obras IV, 1, p. 42.

---------

Mallarmé, que metido en la cristalina construcción, fiel a la tradición, de su escritura, sin duda vio lo que se avecinaba, introdujo por vez primera en la literatura con su Coup de dés las tensiones gráficas propias de los anuncios.

Calle de dirección única

Obras IV, 1, p. 42.

---------

La música tiene notas, tonalidades y escalas: por lo tanto, puede construir. Mas, ¿qué es construcción en poesía? Casi siempre, un retoque de lo que es la estructura lógica. Por ello, en el campo de la fonética, los simbolistas trataron de imitar la construcción de las sinfonías. Cuando Mallarmé ya ha elaborado las grandes obras maestras de este estilo, aún da un paso más. Hace que la escritura compita estrictamente con la música.

Paul Valéry en la école normale

Obras, IV, I, p. 434.

---------

Las demoliciones como fuente de la enseñanza teórica de la construcción.

Obra de los pasajes

A propósito de Charles-François Viel: De l’impuissance des mathématiques pour assurer la solidité des bâtiments, París, 1805, pp. 43-44. Obra de los pasajes, C 6 a, 2

---------

La política financiera del imperio se ha visto constantemente dominada por dos preocupaciones esenciales: el proveer a la insuficiencia de los ingresos de origen natural y multiplicar las grandes obras en el terreno de la construcción, que impulsan la circulación del capital, dando ocupación a muchos brazos.

Obra de los pasajes

André Cochut. Opérations et tendances financières du second empire, París, 1868, p. 13. Cit. en Obra de los pasajes, E 6, 2

---------

La haussmannización de París y las provincias fue la gran plaga del Segundo Imperio. [...] «Si las obras van bien, todo va bien», dice un adagio popular, que ha pasado al estado de axioma económico intocable. Según eso, cien pirámides de Keops, ascendiendo juntas hacia el cielo, serían el innegable testimonio del desbordar de la prosperidad. Un extraño cálculo, sin duda. En un estado bien organizado, donde el ahorro no ahogue la inversión, la construcción sería un buen termómetro de la fortuna pública existente. Dado que nos revela en ese caso un crecimiento de la población junto a un excedente de trabajo donde se [...] fundamenta el porvenir. Fuera de esas estrictas condiciones, la paleta no acusa sino las fantasías asesinas características del absolutismo. Que, si olvida un instante su pasión de la guerra, al punto se ha de ver arrebatado por la pasión de la construcción.

Obra de los pasajes

Auguste Blanqui. Critique sociale, París, 1885, vol. I, pp. 109-111 (nota fechada a 26 de mayo del año 1869). Cit. en Obra de los pasajes, E 11 a, 1

---------

En el primer tercio del siglo pasado nadie sospechaba todavía cómo se debía construir edificios utilizando ya cristal y hierro. Hace ya mucho tiempo que lo han resuelto los hangares y los silos.

Obra de los pasajes

Obra de los pasajes, F 3, 2

---------

Es en 1791 cuando aparece en Francia el concreto nombre de ‘ingeniero’ para con tal nombre designar los militares especializados en las técnicas de los asedios y fortificaciones. «Y, en esa misma época y país, empezaría a hacerse manifiesta la consciente y agria oposición [...] entre ‘construcción y ‘arquitectura».

Obra de los pasajes

A. G. Meyer. Eisenbauten, Esslingen, 1907, p. 3. Cit. en Obra de los pasajes, F 3, 6

---------

Las formas básicas en que surge el hierro como material de construcción, son [...] en sí mismas ya de un nuevo tipo, en cuanto piezas individuales. Su característica específica es en cierta medida consecuencia y expresión de propiedades naturales propias del material de construcción, dado que hasta la última de ellas es desarrollada por la técnica, de manera científica, justo para emplearse en esas formas.

Obra de los pasajes

A. G. Meyer. Eisenbauten, Esslingen, 1907, p. 23. Cit. en Obra de los pasajes, F 3 a, 5

---------

El ‘puzzle chino’, surgido en el Imperio, nos muestra el despertar de ese sentido que tiene el siglo para las construcciones. Los ejercicios que allí se nos proponen [...] son una primera intuición del principio propio del cubismo en las artes plásticas.

Obra de los pasajes

Obra de los pasajes, F 6, 2

---------

Al materialista histórico le es imprescindible distinguir la construcción de un contenido histórico de eso que, normalmente, se acostumbra llamar ‘reconstrucción’. La ‘reconstrucción’ en la empatía es sólo unívoca. ‘Construcción’ presupone ‘destrucción’.

Obra de los pasajes

Obra de los pasajes, N 7, 6

---------