balago: filmar las pausas

Fotograma Balago

Retener los momentos en los que no pasa nada. En la nota de prensa del disco Extractes d’un diari, Quim Casas establecía un paralelismo entre la música de Balago y la forma de hacer cine de Jim Jarmusch, un director con cierta afición, en su opinión, por filmar las pausas. En este sentido, afirmaba que Balago se centra en los temas puente que otras bandas suelen utilizar de interludio, entre canción y canción. En esas hendiduras en las que, si te arriesgas, si decides entrar, encuentras diminutos tesoros sonoros.

Leer másbalago: filmar las pausas

Hipnosis y emoción en el arranque de #FronteraAmbar 2016

El pasado viernes 12 de febrero se iniciaba la nueva edición del ciclo Frontera Círculo Ámbar, con las actuaciones de Boris Divider y del grupo Balago. El madrileño abrió el encuentro con su propuesta electrónica y precisa en cuanto a los visuales de carácter sintético que forman parte de su puesta en escena desde hace unos años, punto de inflexión en su larga carrera en directo con gran impacto fuera de nuestras lindes. Metódico e impoluto, rítmico y glitch, desarrolló un potente set hipnótico que recorrió temas de sus dos presentes trabajos.

Balago-FronteraAmbar2016
Balago en el concierto de arranque de #FronteraAmbar 2016

El grupo catalán Balago trabajan desde sus comienzos en un Ambient cinematográfico ya conocido y personalmente analógico, tal y como les vimos hace unos años en el escenario del Círculo. En esta ocasión tocaron Darder, su último artefacto sonoro que sonó en directo apabullante cubriendo diferentes direcciones y sentidos en la sala, influyendo directamente en el posicionamiento del público. Visuales manipulados de naturaleza conseguían ser un ancla en las diferentes líneas entroncadas en las canciones de regusto melancólico y abierto de este emocionante concierto.

Así transcurrió el primer concierto programado en #FronteraAmbar 2016. Una apuesta arriesgada, que se adentró en un terreno electrónico diferente difuminando los confines musicales del festival con una buena acogida de público y convirtiendo la Sala de Columnas del CBA en un lugar mágico de fusión audiovisual.

Próxima frontera a derribar: la del rock alternativo de Rufus T. Firefly, el 4 de marzo en el CBA. ¡Hazte con tu entrada!

David Coello, Ecos del Círculo, CBA.

Balago y Boris Divider, experiencia electro-audiovisual en #FronteraAmbar

Frontera Círculo Ámbar, #FronteraAmbar, que arranca el viernes 12 de febrero de 2016, explora nuevos caminos fronterizos dentro del festival con un concierto experimental enfocado a la música electrónica más underground, independiente y vanguardista. Balago y Boris Divider se complementan a la perfección para ofrecer un repertorio plagado de atmósferas y ambientes que entremezclan audio y vídeo y tecnologías analógicas y digitales.

Balago y la espiritualidad musical

“En el Círculo pasaremos unas proyecciones sobre insectos que nos gustan bastante, variando un poco la línea que traemos últimamente más relacionada con el humo y las luces”, adelantó David Crespo (Balago) en Ecos del Círculo (Radio Círculo). Balago repasará en el concierto su último disco Darder, después de haberlo hecho en diversos templos religiosos de Cataluña. Una conexión con la espiritualidad que de alguna manera tiene su música experimental, “más envolvente y relacionada con las bandas sonoras”.

Balago utiliza el equipo de hace 15 años y utiliza instrumentos analógicos para no perder el sonido que les identifica. “Vamos con samplers antiguos, sintetizadores de los 90”. Este trío catalán promete crear una atmósfera inquietante en el CBA.

Divider

Boris Divider y su nueva forma de comunicación

Por su parte Boris Divider, con una trayectoria de más de 15 años en la música, ha abandonado la experiencia de club y baile por “la de museos y espacios culturales”, asegura el artista. Divider, que acude al Círculo con una apuesta fifty fifty en cuanto a audio y vídeo, sí que deja “espacio a la improvisación en tiempo real, ya que necesito ese punto de error humano en esta era tan digital”.

La nueva era electroexperimental de Boris en la música tiene un discurso que, de alguna manera, se acerca al de Madatac, Muestra de Arte Digital Audiovisual y Tecnologías Avanzadas Contemporáneas, recientemente celebrado en el Círculo de Bellas Artes. La explicación que Boris Divider da a su giro musical, tiene más que ver, según él mismo explica, con “una nueva forma de comunicación”.

¿Te interesa el concierto? Compra tus entradas a sólo 12€ anticipada (hasta 24h antes del inicio).

Hacia el Frontera Círculo Ambar

La quinta edición del ciclo, con el que el CBA hace un guiño a la música fronteriza, emergente e independiente de los canales convencionales, llegará el próximo mes de febrero. Ambar y el Círculo han diseñado un cartel difícilmente mejorable.

De febrero a junio se desarrollará la próxima edición del Frontera Círculo Ambar, que volverá a reunir en la Sala de Columnas a todos aquellos que echan de menos canales de producción, distribución y espacios que acojan una propuestas musicales que no se dejan encorsetar por parámetros comerciales.

Balago y Boris Divider serán los encargados de inaugurar el ciclo, el día 12 de febrero. Balago factura, desde 2002, música electrónica ambiental, siempre sugerente y oscura. El trabajo de Boris Divider, previamente volcado en la electrónica de club, ha virado hacia un tipo de creación caracterizada por el sincronismo entre el audio y el vídeo.

BorisDivider2015-2balago

Tomará el relevo, con un concierto programado para el 4 de marzo, Rufus T. Firefly. Este grupo de rock madrileño, cuyos orígenes datan de 2006, han publicado desde entonces cuatro álbumes (My Synthetic Heart, La historia secreta de nuestra obsolescencia programada, Ø, Nueve) y, entre las bandas que más resuenan en críticas y reseñas sobre sus influencias, figuran The Smashing Pumpkins, Radiohead, Sigur Rós, Los Piratas y Lagartija Nick. Su nombre es un guiño al personaje de Groucho en Sopa de Ganso.

Rufus

El 29 de abril, Frontera Círculo Ambar recibirá a Julián Maeso. Tras su primer trabajo, Dreams are gone, Julián Maeso publica One way ticket to saturn, un álbum con menos blues y melancolía, y más funk, rock de los setenta y, sobre todo, mayores dosis de optimismo vital. Compositor y multiinstrumentista, Maeso vuelve a desplegar una amplia gama de estilos, enraizados siempre en la tradición afroamericana. Los ingredientes: rock, country y funk, y una voz poderosa a menudo custodiada por coros con reminiscencias góspel.

Maeso

Mayo (19) será el mes de Christina Rosenvinge, que regresa con Lo nuestro, un disco producto del momento en el que vive, que da cabida a la conciencia colectiva, la reivindicación feminista y la crisis, pero también al optimismo vital. Con más de tres décadas de carrera y un camino que surca la canción de autor, el rock de Sonic Youth, el folk confesional e incluso el pop adolescente en sus inicios, Rosenvinge abandona en esta ocasión el formato banda y se rinde ante lo electrónico, de una manera pausada y sutil.

_MG_8853

Y el 17 de junio tendremos la última incorporación del festival, la del gallego Xoel López. El que fuera alma de Deluxe, con más de una decena de discos desde 2001, editados por multinacionales e independientes, viene a presentar Paramales (2015), que opta a Disco del Año en los Premios Ruido de la Música 2015. Se trata de un juego de palabras creado por el artista coruñés resultado de, en sus propias palabras, “entender la música como un paraguas para parar los males”. Tras empaparse en Atlántico (2013) del folclore latino, en un viaje que le llevó por Estados Unidos, México, Brasil, Chile, Venezuela y Argentina, llega Paramales, un trabajo que contiene rock, canción italiana y folk confesional, en el que Xoel ha grabado la práctica totalidad de los instrumentos. Un disco de fusión, de convivencia de sonidos colombianos, setenteros y guitarras españolas.

En el escenario del Círculo, Xoel López ofrecerá un concierto en versión acústica.

Xoel-Lopez-2015-2-810x456_c

 

Este es el «diseño fronterizo» con el que Ambar y el CBA (junto con la colaboración de Radio 3) vuelven a colocar el ciclo no sólo como uno de los más atractivos, sino sobre todo más necesario dentro del panorama musical actual.

Alguna cosilla se guardan para el fin de fiesta…. Ya os contaremos.