Flores negras para quienes aún viven. Niño de Elche

Francisco Contreras Molina, Niño de Elche, se aproximó casi por vez primera a la obra de Francis Bacon coincidiendo con la gran retrospectiva que el Museo del Prado dedicó al pintor británico con motivo de su centenario en 2009. Tras visitar la exposición, uno de los interrogantes que le acecharon fue el de preguntarse por el mundo sonoro que acompañaba a Bacon en sus momentos creativos. Niño de Elche se embarcó entonces en un proyecto artístico alimentado por lo experimentado tras visitar la muestra y aderezado con lecturas de Shakespeare y T.S. Eliot, y con la escucha de discos de John Cage. Así nació VaconBacon, a partir de La canción de amor de San Sebastián, un poema erótico que escribió Eliot en una carta a Howard Aiken, y que sirvió de inspiración, entre otros, al propio Bacon.

La canción de amor de San Sebastián fue también uno de los primeros temas de Exquirla, la banda que integran Niño de Elche y Toundra, dos identidades musicales de larga trayectoria y enorme contundencia. Exquirla presentaron su primer trabajo, Para quienes aún viven (2017), el pasado febrero en Frontera Círculo Ambar, con dos conciertos que agotaron sus localidades poco después de anunciarse. Por esas mismas fechas, la Sala Goya del Círculo de Bellas Artes acogía Francis Bacon. La cuestión del dibujo, más de medio centenar de dibujos a lápiz, pastel y collage, que venían a reflexionar sobre la polémica cuestión de la autenticidad de los dibujos de Bacon.

Leer más

Emotivo punto de inflexión de Rufus T. Firefly en su concierto de #FronteraAmbar

Llegaba Rufus T. Firefly al ciclo #FronteraAmbar del Círculo de Bellas Artes con la promesa de un concierto especial celebrando sus 10 años de existencia, después de haberse confirmado en 2015 como una de las bandas más prometedoras del panorama del rock alternativo nacional y de haber recibido unas excelentes críticas por su último álbum, Nueve.

Rufus T. Firefly sobre el escenario de #FronteraAmbar 2016.
Rufus T. Firefly sobre el escenario de #FronteraAmbar 2016.

Recuerdo esas palabras un tanto cursis y manidas de Valdano: “El fútbol es un estado de ánimo”. Lo cierto es que todo lo que surge de la mano del hombre es reflejo de un estado de ánimo, y más en el campo de la creación y la cultura. Rufus T. Firefly está en ese punto de inflexión en el que, tras estos 10 años de camino independiente, está llamado a dar el gran salto, como ya ocurriera en su momento con Vetusta Morla o con Izal. La banda arancetana está en un vértice de felicidad, pasión, emoción, puro disfrute…, algo que Vic dejó entrever en sus palabras antes de comenzar el concierto y que corroboraron a lo largo de cada minuto del mismo encontrando una emoción recíproca en el público congregado, desde sus primeras canciones en inglés (There are no fireflies, Invisible, Disilusion…), hasta los temas con los que cerraron, Pompeya, El increíble hombre menguante o El problemático Winston Smith, pasando por La historia secreta de nuestra obsolescencia, Somos el enemigo, Demerol y piedras o Un mundo sin abejas, entre otras muchas.

Esperamos no equivocarnos, ya no sólo por el bien de Rufus T. Firefly, que se merece todo lo mejor después de 10 años batallando con 5 discos y 48 canciones en la mochila, sino por el bien de la música española en general. Creemos que este segundo concierto del ciclo #FronteraAmbar será de esos en los que, para los que tuvieron la suerte de asistir, con los años podrán sacar pecho y presumir como un pavo: “Yo estuve allí”.

El grupo derrochó talento y desparpajo en el escenario de la Sala de Columnas, por el que también desfilaron amigos del grupo como Manuel Cabezalí, uno de los productores musicales más importantes del panorama indie, así como a Alberto, que dejó la banda en noviembre, y que ofreció la alternativa a su sustituto Rodrigo a los teclados, después de subirse al escenario en la cuarta canción.

Musicalmente cabe destacar el virtuosismo de los cinco. No creo que se pueda poner un pero ni a la base rítmica, ni a los solos, ni a las voces y coros. Estamos ante uno de los quintetos que más dará que hablar este 2016 (si les dejan). Es tiempo de festivales y de que les den la alternativa en plazas más grandes para demostrar que esa sinergia increíble que produjeron el viernes pasado en el CBA, la puedan repetir con un público masivo.

Pero tras la tempestad toca calma, por lo menos hasta el 29 de abril, fecha en la que regresa un nuevo concierto fronterizo a #FronteraAmbar. En esta ocasión, Julián Maeso, que nos deleitará con otro concierto diferente y no menos especial en acústico. Las entradas estarán contadas, ya que es “sentado”. ¡Date prisa! Anticipada a 12€.

Hipnosis y emoción en el arranque de #FronteraAmbar 2016

El pasado viernes 12 de febrero se iniciaba la nueva edición del ciclo Frontera Círculo Ámbar, con las actuaciones de Boris Divider y del grupo Balago. El madrileño abrió el encuentro con su propuesta electrónica y precisa en cuanto a los visuales de carácter sintético que forman parte de su puesta en escena desde hace unos años, punto de inflexión en su larga carrera en directo con gran impacto fuera de nuestras lindes. Metódico e impoluto, rítmico y glitch, desarrolló un potente set hipnótico que recorrió temas de sus dos presentes trabajos.

Balago-FronteraAmbar2016
Balago en el concierto de arranque de #FronteraAmbar 2016

El grupo catalán Balago trabajan desde sus comienzos en un Ambient cinematográfico ya conocido y personalmente analógico, tal y como les vimos hace unos años en el escenario del Círculo. En esta ocasión tocaron Darder, su último artefacto sonoro que sonó en directo apabullante cubriendo diferentes direcciones y sentidos en la sala, influyendo directamente en el posicionamiento del público. Visuales manipulados de naturaleza conseguían ser un ancla en las diferentes líneas entroncadas en las canciones de regusto melancólico y abierto de este emocionante concierto.

Así transcurrió el primer concierto programado en #FronteraAmbar 2016. Una apuesta arriesgada, que se adentró en un terreno electrónico diferente difuminando los confines musicales del festival con una buena acogida de público y convirtiendo la Sala de Columnas del CBA en un lugar mágico de fusión audiovisual.

Próxima frontera a derribar: la del rock alternativo de Rufus T. Firefly, el 4 de marzo en el CBA. ¡Hazte con tu entrada!

David Coello, Ecos del Círculo, CBA.

Balago y Boris Divider, experiencia electro-audiovisual en #FronteraAmbar

Frontera Círculo Ámbar, #FronteraAmbar, que arranca el viernes 12 de febrero de 2016, explora nuevos caminos fronterizos dentro del festival con un concierto experimental enfocado a la música electrónica más underground, independiente y vanguardista. Balago y Boris Divider se complementan a la perfección para ofrecer un repertorio plagado de atmósferas y ambientes que entremezclan audio y vídeo y tecnologías analógicas y digitales.

Balago y la espiritualidad musical

“En el Círculo pasaremos unas proyecciones sobre insectos que nos gustan bastante, variando un poco la línea que traemos últimamente más relacionada con el humo y las luces”, adelantó David Crespo (Balago) en Ecos del Círculo (Radio Círculo). Balago repasará en el concierto su último disco Darder, después de haberlo hecho en diversos templos religiosos de Cataluña. Una conexión con la espiritualidad que de alguna manera tiene su música experimental, “más envolvente y relacionada con las bandas sonoras”.

Balago utiliza el equipo de hace 15 años y utiliza instrumentos analógicos para no perder el sonido que les identifica. “Vamos con samplers antiguos, sintetizadores de los 90”. Este trío catalán promete crear una atmósfera inquietante en el CBA.

Divider

Boris Divider y su nueva forma de comunicación

Por su parte Boris Divider, con una trayectoria de más de 15 años en la música, ha abandonado la experiencia de club y baile por “la de museos y espacios culturales”, asegura el artista. Divider, que acude al Círculo con una apuesta fifty fifty en cuanto a audio y vídeo, sí que deja “espacio a la improvisación en tiempo real, ya que necesito ese punto de error humano en esta era tan digital”.

La nueva era electroexperimental de Boris en la música tiene un discurso que, de alguna manera, se acerca al de Madatac, Muestra de Arte Digital Audiovisual y Tecnologías Avanzadas Contemporáneas, recientemente celebrado en el Círculo de Bellas Artes. La explicación que Boris Divider da a su giro musical, tiene más que ver, según él mismo explica, con “una nueva forma de comunicación”.

¿Te interesa el concierto? Compra tus entradas a sólo 12€ anticipada (hasta 24h antes del inicio).

Hacia el Frontera Círculo Ambar

La quinta edición del ciclo, con el que el CBA hace un guiño a la música fronteriza, emergente e independiente de los canales convencionales, llegará el próximo mes de febrero. Ambar y el Círculo han diseñado un cartel difícilmente mejorable.

De febrero a junio se desarrollará la próxima edición del Frontera Círculo Ambar, que volverá a reunir en la Sala de Columnas a todos aquellos que echan de menos canales de producción, distribución y espacios que acojan una propuestas musicales que no se dejan encorsetar por parámetros comerciales.

Balago y Boris Divider serán los encargados de inaugurar el ciclo, el día 12 de febrero. Balago factura, desde 2002, música electrónica ambiental, siempre sugerente y oscura. El trabajo de Boris Divider, previamente volcado en la electrónica de club, ha virado hacia un tipo de creación caracterizada por el sincronismo entre el audio y el vídeo.

BorisDivider2015-2balago

Tomará el relevo, con un concierto programado para el 4 de marzo, Rufus T. Firefly. Este grupo de rock madrileño, cuyos orígenes datan de 2006, han publicado desde entonces cuatro álbumes (My Synthetic Heart, La historia secreta de nuestra obsolescencia programada, Ø, Nueve) y, entre las bandas que más resuenan en críticas y reseñas sobre sus influencias, figuran The Smashing Pumpkins, Radiohead, Sigur Rós, Los Piratas y Lagartija Nick. Su nombre es un guiño al personaje de Groucho en Sopa de Ganso.

Rufus

El 29 de abril, Frontera Círculo Ambar recibirá a Julián Maeso. Tras su primer trabajo, Dreams are gone, Julián Maeso publica One way ticket to saturn, un álbum con menos blues y melancolía, y más funk, rock de los setenta y, sobre todo, mayores dosis de optimismo vital. Compositor y multiinstrumentista, Maeso vuelve a desplegar una amplia gama de estilos, enraizados siempre en la tradición afroamericana. Los ingredientes: rock, country y funk, y una voz poderosa a menudo custodiada por coros con reminiscencias góspel.

Maeso

Mayo (19) será el mes de Christina Rosenvinge, que regresa con Lo nuestro, un disco producto del momento en el que vive, que da cabida a la conciencia colectiva, la reivindicación feminista y la crisis, pero también al optimismo vital. Con más de tres décadas de carrera y un camino que surca la canción de autor, el rock de Sonic Youth, el folk confesional e incluso el pop adolescente en sus inicios, Rosenvinge abandona en esta ocasión el formato banda y se rinde ante lo electrónico, de una manera pausada y sutil.

_MG_8853

Y el 17 de junio tendremos la última incorporación del festival, la del gallego Xoel López. El que fuera alma de Deluxe, con más de una decena de discos desde 2001, editados por multinacionales e independientes, viene a presentar Paramales (2015), que opta a Disco del Año en los Premios Ruido de la Música 2015. Se trata de un juego de palabras creado por el artista coruñés resultado de, en sus propias palabras, “entender la música como un paraguas para parar los males”. Tras empaparse en Atlántico (2013) del folclore latino, en un viaje que le llevó por Estados Unidos, México, Brasil, Chile, Venezuela y Argentina, llega Paramales, un trabajo que contiene rock, canción italiana y folk confesional, en el que Xoel ha grabado la práctica totalidad de los instrumentos. Un disco de fusión, de convivencia de sonidos colombianos, setenteros y guitarras españolas.

En el escenario del Círculo, Xoel López ofrecerá un concierto en versión acústica.

Xoel-Lopez-2015-2-810x456_c

 

Este es el “diseño fronterizo” con el que Ambar y el CBA (junto con la colaboración de Radio 3) vuelven a colocar el ciclo no sólo como uno de los más atractivos, sino sobre todo más necesario dentro del panorama musical actual.

Alguna cosilla se guardan para el fin de fiesta…. Ya os contaremos.

 

 

crazy for best coast

Una postal manchada de salitre, dirigida al Golden State, con un texto de nostalgia sonora: una imagen que se asoma tras la escucha de Crazy for You (Mexican Summer, Wichita, 2010), el último trabajo de los californianos Best Coast. También, un impulso hipotético que pudo sentir Bethany Consentino -líder de la formación e icono de la blogosfera-, cuando tuvo que abandonar por unos meses su querida costa oeste para estudiar Escritura Creativa en Nueva York. A medio camino entre el lo-fi y el pop más mainstream, Best Coast -que también son Bobb Bruno, al bajo, y Ali Koehler, antes baterista de Vivian Girls-, se han colado en lo alto de las listas que dirigen el tráfico y toman la presión al indie. Hoy son aclamados por Thurston Moore y colaboran con Weezer o The Go! Team.

Coincidiendo con la presentación de su disco en Madrid, en un concierto organizado por el sello musical Frontera Círculo, Bethany Consentino nos ofreció previamente una entrevista en la que la exmiembro del carismático dúo Pocahaunted nos habló, entre otras cosas, de los cambios que ha traído Best Coast a su vida, de su obsesión por California, su admiración por The Beatles y sus fuentes de inspiración.

http://www.circulobellasartes.com/blogmedia/bestcoast.f4v

standstill. rooom. ejercicios de memoria

Rooom es un ejercicio de abstracción. Standstill, una banda atípica de rock que se asoma del subsuelo musical barcelonés a finales de los noventa. Desde sus inicios en Bcore y el hardcore en inglés han llovido siete discos. Ahora autoeditan sus trabajos e interpretan canciones en castellano con decorado de fondo. Rooom es la puesta en escena, autobiográfica e íntima, de Adelante Bonaparte, el último disco de la agrupación catalana.

Se trata de una maniobra de síntesis que juega a la narrativa con la vida de B, su protagonista. Para afrontar este espectáculo, hubo que volver a ubicar la médula del disco, según explica Enric Montefusco, líder y fundador de la banda. Enric contestó a nuestras preguntas coincidiendo con la presentación de Rooom en el Círculo. En este vídeo, el vocalista de Standstill nos habló de esta habitación de profundas dimensiones, de las dificultades que entraña llevar a escena un disco así o de sus proyectos de creación colectiva.