Warning: include(templates/hbuttons.php): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/circulobellasartes.com/httpdocs/benjamin/obra.php on line 81

Warning: include(templates/hbuttons.php): failed to open stream: No such file or directory in /var/www/vhosts/circulobellasartes.com/httpdocs/benjamin/obra.php on line 81

Warning: include(): Failed opening 'templates/hbuttons.php' for inclusion (include_path='.:/opt/plesk/php/5.6/share/pear') in /var/www/vhosts/circulobellasartes.com/httpdocs/benjamin/obra.php on line 81
La tarea del traductor

Traducción española de Jorge Navarro Pérez en Obras, IV, 1, pp. 9-22, Madrid, Abada, 2010

Ningún poema existe en razón del lector, ni ningún cuadro por el espectador, ninguna sinfonía por su oyente.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p. 9

---------

¿Qué nos ‘dice’ un poema? ¿Qué es lo que el poema comunica? Muy poco a quien lo entiende. Porque lo esencial en un poema no es la comunicación ni su mensaje.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p. 9.

---------

La traducción, que siempre en todo caso es posterior al original, en aquellas obras importantes que no pudieron tener buen traductor en la época de su redacción marca el estadio de su supervivencia.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p. 11.

---------

La idea de la vida y la supervivencia de las obras es preciso entenderla de manera nada metafórica, sino bien objetiva. Que no se puede atribuir la vida a la corporalidad orgánica tan sólo se ha aceptado hasta en tiempos de máxima confusión del pensamiento.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p.11.

---------

Al concepto de vida sólo se le puede hacer justicia reconociendo vida a todo aquello de lo que hay historia, y una que no es sólo su escenario. Pues, al fin y al cabo, el perímetro de la vida hay que trazarlo a partir de la historia, no a partir de la naturaleza […]. Surge así para el filósofo la tarea de comprender la vida natural desde la vida más amplia de la historia.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p.11.

---------

Los fenómenos propios de la vida que tienen una meta y su propio carácter como fin, no tienen la vida como meta, sino la expresión misma de su esencia, la exposición de su significado. Y así también la traducción tiene por meta última el expresar la estrecha relación existente entre las lenguas.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p. 12.

---------

Toda traducción sería imposible si es que su esencia última consistiera en buscar una mera semejanza con respecto al original. Pues éste cambia en su supervivencia –que no podría recibir su nombre si no fuera mudanza y renovación de algo vivo–. Las palabras escritas nunca terminan su maduración.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p. 12-13.

---------

Ese parentesco suprahistórico que se da entre las lenguas se basa en que cada una, en su conjunto, se refiere a lo mismo, lo cual no está al alcance de ninguna, sino sólo de la totalidad de sus intenciones que son complementarias entre sí: a saber, al lenguaje puro.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p. 14.

---------

La traducción es tan sólo un modo provisional de confrontarse con la extrañeza de las lenguas.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p. 14.

---------

La frase es como el muro ante la lengua del original; lo literal es la arcada.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p. 19.

---------

En el lenguaje puro –ése que ya a nada se refiere y que no expresa nada, sino que es la palabra tan creativa como inexpresiva a que todas las lenguas se refieren–, comunicación, sentido e intención alcanzan una capa en la que, al fin, se encuentran destinados a borrarse. Desde aquí se confirma la libertad de la traducción como derecho nuevo y superior. Porque no existe gracias al sentido que corresponde a la comunicación, emancipar del cual es la tarea que a la fidelidad le corresponde.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p. 20.

---------

La libertad resulta acreditada en la lengua propia por su tensión al lenguaje puro. El redimir en la lengua propia ese lenguaje puro que se encuentra como cautivo en la lengua extraña, liberar el lenguaje preso en la obra misma al reescribirla, es la tarea para el traductor.

La tarea del traductor

Obras IV, 1, p. 20.

---------