Michael Haneke

Michael Haneke

Michael Haneke (Austria, 1942), director teatral de enorme prestigio en su país, es también una figura esencial del panorama cinematográfico internacional. Su obra, de gran crudeza, pretende desenmascarar la hipocresía y la doble moral de las sociedades europeas acomodadas.

Hijo del director y actor alemán Fritz Haneke y de la actriz austriaca Beatrix von Degenschild, Haneke estudia filosofía, psicología y drama en la Universidad de Viena. Tras graduarse en 1965, trabaja como crítico de cine, editor y dramaturgo, dirigiendo obras de Strindberg, Goethe y Heinrich von Kleist. Desde 2002 es profesor en la Academia de Cine de Viena, y en 2006 se debuta como director de ópera. En 2013 estrena la obra Così fan tutte, de Mozart, en el Teatro Real de Madrid.

El séptimo continente (Der siebente Kontinent, 1989) es su primera película comercial. En ella se gesta el estilo crudo que desarrollaría en títulos posteriores. El título que ensalza el nombre de Haneke en el panorama internacional es El video de Benny (Benny’s Video, 1992), pero su gran éxito acaece en 2001 con La pianista (La pianiste), que logra, entre otros reconocimientos, el Gran Premio en el Festival de Cine de Cannes. En 2005 Caché es la gran triunfadora de los Premios del Cine Europeo y su trabajo La cinta blanca (Das weiße band) le hace merecedor de la Palma de Oro en la 62ª edición del Festival de Cannes (2009), premio que vuelve a ganar tres años después gracias a Amour, película que en 2012 se hace con cuatro galardones en la gala del cine europeo y gracias a la cual obtiene el Premio a la Mejor Película Extranjera en la edición 2013 de los Oscar.

Algunos de los paradigmas que recorren el cuerpo cinematográfico del autor austriaco son la introducción de una fuerza externa y destructiva en el universo burgués, como sucede en Funny Games y Caché; el dibujo de una postura crítica frente a los medios de comunicación (Funny Games), o la existencia barreras comunicativas ante los otros (Benny´s Video, Caché).