Biografía
Manu Dibango

Manu Dibango

Emmanuel Dibango nació el 12 de diciembre de 1933 en Douala (Camerún). Desde pequeño fue muy sensible tanto a la música de su tierra como a la que llegaba desde América. Pasó su adolescencia estudiando en París y Marsella, desde donde se trasladó, en 1956, a Bruselas. Allí descubrió la música de Charlie Parker y Dizzy Gillespie, y comenzó a tocar el saxo en grupos de jazz. Pero, al mismo tiempo, conoció a Joseph Kabasele, el fundador de los pioneros African Jazz y una de las grandes estrellas del soukous zaireño. Junto a él grabó más de 40 singles y realizó varias giras tras lo cual decide regresar a África, concretamente a Kinshasha (Zaire), donde permaneció desde 1961 a 1963 al frente del club Tam Tam.
En 1965 regresó al país galo y tocó con importantes figuras del pop francés como Nino Ferrer o Dick Rivers. Hasta que por fin, en 1972, decidió debutar en solitario con O Bosso, su primer disco. Pero sería al año siguiente cuando su popular tema «Soul Makossa» lo convertiría en una estrella internacional.
A mediados de los años setenta Dibango se instaló en Abidján (Costa de Marfil), donde dirigió la Orquesta de la Radiotelevisión. Sin dejar de publicar nuevos discos, realiza giras por África y en 1978 sucumbió a la influencia del reggae. Viajó a Jamaica (donde conoció a Bob Marley), y grabó varios discos en Kingston con Sly & Robbie, la más popular base rítmica del reggae.
Manu está abierto a cualquier estilo musical, ya sea techno, funk, jazz, makossa (la música urbana de Camerún por oposición al rural bikutsi), reggae, canción francesa o rap. Ha tocado junto a grandes del jazz (Don Cherry, Herbie Hancock, Chico Freeman), de la música africana (Ray Lema, Mory Kanté, Fela Kuti), del funk (Bernie Worrell, Bootsy Collins) o de la salsa (Fania All Stars).
Pero sin duda alguna, su proyecto más ambicioso hasta la fecha, es el espectáculo Wakafrica (África en movimiento), que sirvió para inaugurar la décima edición del Festival Internacional de las Culturas, Pirineos Sur, y que constituye una auténtica reivindicación panafricanista al reunir a las grandes estrellas del continente negro (Ray Lema, Youssou N’ Dour, Ladysmith Black Mambazo, Geoffrey Oryema o Toure Kunda) junto a Peter Gabriel y Sinead O’ Connor, para interpretar grandes clásicos de la música africana.