SIEMPRE HAY UN MAÑANA

SIEMPRE HAY UN MAÑANA

Douglas Sirk, EE.UU., 1956, VOSE

Clifford Groves, un fabricante de juguetes felizmente casado, comienza a sentirse cansado de la rutina en su vida marital. Deprimido se reencuentra con un antiguo amor juvenil por el que vuelve a sentir un cariño especial.