El edificio

A principios de 1880 se reúnen un grupo de artistas con el objetivo de crear una institución independiente que les permitiera un mayor control sobre las operaciones de exposición y venta de sus obras. Este círculo de amigos se amplió tanto que se hizo necesario crear una sociedad cuya sede se situó en el número 5 de la calle Barquillo.

El 16 de abril de 1880, con 267 socios fundadores, nace el Círculo de Bellas Artes. Desde su creación y hasta 1926, el Círculo cambió nueve veces de sede hasta llegar a la actual del número 42 de la calle de Alcalá.

Vestíbulo

Desde este gran vestíbulo se accede a las 6 plantas del edificio, comunicadas por una monumental escalera de mármol, muy característica del estilo del arquitecto Antonio Palacios.

Los dos huecos de la escalera estuvieron ocupados por sendos ascensores de madera y en los descansillos de las plantas y entreplantas se encuentran reproducciones en escayola de estatuas originales griegas y romanas. Mención aparte merece la obra La Sibila Casandra, una singular escultura en pórfido negro de Juan Cristóbal (1917).

Salón de baile

La segunda planta del edificio alberga el Salón de Baile y el Teatro Fernando de Rojas. Su construcción inicial configuraba una planta continuada, de singulares características: el patio de butacas del teatro se encontraba unido al salón, los espectadores podían situarse tanto dentro del teatro como en esta sala, con mesitas, a modo de café, ampliándose así el aforo de los espectáculos hasta unas dos mil personas.

imagen: Ana Angoloti
5410-009-1024x609 (1)

Teatro Fernando de Rojas

Desde el año 1926, en esta sala tuvieron lugar los Conciertos Populares. Desde el punto de vista teatral, fue estrenada por Ramón María del Valle- Inclán, con su compañía El cántaro roto, representándose obras como La comedia nueva El Café, de Moratín, o Ligazón del propio Valle-Inclán.

Teatro Fernando de Rojas

[audio src="