programa, programa, programa…. cultural

programa, programa, programa…. cultural

Debates, encuestas, mítines, promesas… ¿Alguien ha visto a la cultura en esta carrera presidencial? Como de costumbre, anda perdida por el camino. Entre las cifras macro, el listado interminable de propuestas, y el “si yo fuera presidente…”, la cultura sigue esperando un turno que no acaba de llegar nunca.

Lejos de sollozar en un rincón, creemos que es interesante echarle un vistazo a los apartados culturales de los distintos programas políticos, y comprobar qué tienen pensado para un sector que supone el 3,5% del PIB de nuestro país.

¿Se merece la cultura un Ministerio para ella sola? Podría ser éste un primer termómetro para medir las intenciones de cada partido. El PSOE, IU Unidad Popular, Ciudadanos y Podemos lo apuntan claramente en sus programas. Aunque no tan explícitamente, UPyD también lo reclama; se sobreentiende al indicar, por ejemplo, que el Instituto Cervantes debe integrarse en el Ministerio de Cultura.

Sobre la Ley de Mecenazgo, casi todos los partidos tienen algo que decir. El PP quiere “promover un Plan de Mecenazgo de las instituciones públicas para hacerlas más dinámicas y apoyar la mejora de su programación”. EL PSOE la llamará “Ley de la Participación Social y del Mecenazgo” e incluye distintas herramientas de micro-mecenazgo, el apoyo a la producción y el consumo cultural a través de desgravaciones en el IRPF para los ciudadanos y del impuesto de sociedades para las empresas. La Ley de Mecenazgo y Patrocinio que propone Podemos, intentará también fomentar la participación en la financiación de la cultura de particulares y empresas. Añade esta formación que esta ley se conectaría con la creación de un Fondo Social de la Cultura y que se financiaría con el 18% de los impuestos derivados de transmisiones culturales entre particulares o sociedades, o una nueva casilla específica destinada a Fines Culturales en el Modelo 100 de la Declaración de la Renta, entre otras medidas. Ciudadanos aboga por la creación de esta ley “para permitir a la sociedad civil participar en el sostenimiento de distintos proyectos culturales”, y la subraya como prioridad para la próxima legislatura. La intención de UPyD también pasa por fomentar el crowdfunding y el micromecenazgo (con un 100% de deducción fiscal), para promocionar la participación de la sociedad civil en la gestión de la cultura.

Otro elemento común en prácticamente todos los apartados culturales de los programas que hemos ojeado es el de la Ley de Propiedad Intelectual. Ciudadanos propone una serie de medidas relativas a la copia privada, a la piratería y al préstamo de obras sujetas a derechos de propiedad intelectual, como pilares para dinamizar el sistema normativo sobre protección de la propiedad intelectual de la LPI y el resto del ordenamiento. Para el PSOE es necesario reformar la actual ley y compatibilizarla con el mayor acceso posible al patrimonio cultural. IU apuesta por la gestión pública de los derechos de autor, el software libre y una política cultural que apoye a los creadores desde la base. Derogarían la actual ley y proponen otra que acabe con el vigente modelo de recaudación de derechos mediante entidades de gestión privadas. UPyD también se suma a una nueva Ley de Propiedad Intelectual “adaptada a la era digital”. Su intención es legitimar el Dominio Público como espacio para la creación amateur o como opción gratuita de promoción a la creación profesional. Incentivarían y flexibilizarían el mercado de patentes y licencias. Para Podemos, se debe impulsar una ley que posibilite nuevos usos legales y gratuitos de obras protegidas en el ámbito de la enseñanza y la investigación, que amplíe el concepto de copia privada, que elimine el canon AEDE o Tasa Google, “que priorice el software libre sobre el privativo de las administraciones públicas cuando existan herramientas libres equivalentes”…

La rebaja del tipo de IVA a las actividades culturales también es asunto fundamental para la mayoría de partidos. El Partido Socialista asegura que será esta una de sus primeras medidas de Gobierno: rebajar el IVA cultural del 21 al 10% de forma inmediata. Se compromete también a luchar en la UE europea para que se armonice este tipo de impuesto y, mientras llega el acuerdo, solicitar una autorización europea para aplicar el tipo súper reducido al 4% en España. Podemos propone también disminuir al tipo reducido el IVA de los servicios y productos culturales actualmente sujetos al tipo normal. En el contexto europeo, se apostará por “modificar las rigideces propias de la diferenciación entre producto y servicio a los efectos de unificar los tipos de IVA de las actividades culturales, independientemente de si las mismas son o no digitales y de conformidad con las exigencias y reclamaciones del sector”. La reducción del IVA del 21 al 4% en todos los productos culturales está también dentro de las políticas públicas que propone IU para la promoción de la cultura. UPyD distingue entre los productos que se acogerían a esa cifra del 4% y aquellos a los que se aplicaría una IVA reducido del 10%. En el súper reducido entrarían los libros electrónicos, la compra de discos y películas y las entradas de cine, espectáculos bibliotecas, museos… Sujetos al 10% quedarían la compra de instrumentos musicales y los servicios artísticos y culturales prestados por empresas y autónomos a entidades públicas y privadas.

Ponemos aquí el punto y seguido… La política cultural, tan pasada por alto por todos los partidos, no va a ser despachada aquí con un solo post. Mañana: propuestas estrella. ¿Quién propone un Plan de Igualdad en la Cultura? ¿Qué partido lleva a su programa el impulso del Museo ARQUA de Cartagena? ¿Cuántos piden un nuevo INAEM? ¿Qué os parecería un Estatuto del Artista y del Profesional de la Cultura? ¿Y la creación de una Universidad Pública de las Artes? ¿Qué hay detrás de siglas como CENA, PLACA o EDE?