Valerio Rocco recoge el testigo de Juan Barja en la dirección del Círculo de Bellas Artes

Hace pocos días Juan Barja anunció a la junta directiva del Círculo de Bellas Artes que abandonaba el cargo tras casi 16 años como director de la institución, el mayor periodo de permanencia hasta la fecha. Tras días de deliberaciones el elegido para sustituirle ha sido Valerio Rocco Lozano, no solo por su espectacular currículum, sino también, como afirmó el presidente Juan Miguel Hernández León en la rueda de prensa de despedida y presentación celebrada esta mañana, «por su capacidad de gestión contrastada y su cercanía a la juventud».

Juan Barja (izda), Juan Miguel Hernández León (centro) y Valerio Rocco Lozano (dcha).

Juan Barja agradeció en su despedida —aunque permanecerá en el cargo hasta finales de octubre— la labor desarrollada por el presidente, la junta directiva, así como todo el equipo del Círculo a lo largo de estos años —crisis económica incluída—, en los que el CBA se ha consolidado no solo económicamente, terminando varios ejercicios en positivo en los últimos años y sin apenas apoyo institucional (7% del presupuesto), sino también como institución cultural de referencia en España y Europa. «No me cabe duda de que con Valerio Rocco la institución va a pasar a la estratosfera, donde fundará la República Independiente del Círculo de Bellas Artes con bandera pirata», afirmó Juan con su habitual sentido del humor.

Valerio Rocco tiene juventud y un currículum que podríamos enumerar durante un buen rato: además de profesor de Historia de la Filosofía Moderna en el Departamento de Filosofía de la UAM, es director del Máster en Filosofía de la Historia: Democracia y Orden Mundial y del Curso de Formación Continua en Geopolítica: Democracia y Orden Mundial , así como vicedecano de Investigación, Transferencia del Conocimiento y Biblioteca de la Facultad de Filosofía y Letras de la UAM. También es profesor de la Escuela SUR del Círculo de Bellas Artes, La Fábrica y la Universidad Carlos III.

Paralelamente ha publicado libros, artículos y ha participado en publicaciones colectivas y revistas culturales, además de liderar proyectos europeos, nacionales, grupos de trabajo en la Unión Europea, etc. En 2007 obtuvo el Primer Premio Nacional Fin de Carrera en los estudios de Filosofía y se doctoró años después con una tesis Función y estructura del mundo romano en la filosofía hegeliana, dirigida por Félix Duque y por la que obtuvo el Premio Extraordinario de Doctorado.

Valerio Rocco Lozano presenta los principales puntos estratégicos de su programa.

Valerio Rocco (Roma, junio 1984) agradeció a Juan Miguel Hernández León, presidente del CBA, la oportunidad brindada, a la que quiere corresponder con «ilusión, humildad y responsabilidad». También reconoció la labor de Juan Barja «como gran gestor, gran persona y gran intelectual», del que recoge un centro con muy buena salud, así como del equipo del Círculo por «trabajar intensamente para hacer del CBA un indiscutible referente cultural español y un pionero en campos como la literatura, el arte, el pensamiento y la cultura en general».

Finalmente desgranó algunos objetivos estratégicos que quiere construir sobre esta sólida base:

  1. Posicionamiento público en favor de la cultura, las artes y las humanidades protagonizando debates en defensa de la cultura y en referencia a lo público en los que a través de la cultura se dé respuesta a temas sociales como la crisis migratoria, la igualdad de género, el impacto de las nuevas tecnologías, la crisis climática… «Lo público y lo privado no están peleados; entendiendo lo público como aquello común que atañe a todos y que se opone a lo egoísta».
  2. Captación de público más joven, a través de ese debate social apoyado por una estrategia de comunicación.
  3. Incorporar a más mujeres dentro de la programación. «En este sentido la próxima exposición de María Zambrano es un excelente punto de partida, pero hay que hacer más».
  4. Insistir en las artes plásticas, el cine, el teatro, etc, su polifonía… ofrecer un renovado impulso a los talleres y hacer que la Escuela SUR esté más presente en las actividades del Círculo.
  5. Internacionalización. Además de seguir con la línea de colaboración con AECID y el Instituto Cervantes, tratar de acceder a la financiación europea para aumentar el presupuesto del CBA, reforzando el papel del CBA como Casa Europa. «Seguiremos una línea estratégica como la del programa European Universities, pero tratando de forjar una red europea de centros y casas de la cultura: queremos construir Europa desde la cultura y liderar ese proceso». Juan Miguel Hernández León trajo a colación aquella vez en la que, durante la conferencia posterior al acto de entrega de la Medalla de Oro del CBA al filósofo, y por entonces alcalde de Venecia, Massimo Cacciari, este comentó: «El Círculo de Bellas Artes ha hecho más por el concepto de Europa que todos lo ministerios de cultura europeos».
  6. Refuerzo de las relaciones con todas las universidades madrileñas a través de las artes y las humanidades para generar un foro de transferencia de conocimiento e intercambio y buscar nuevas colaboraciones. «Que el Círculo sea el escaparate donde la gente pueda ver el fruto de las investigaciones universitarias».

Deseamos lo mejor de corazón a Juan Barja en su nueva etapa vital y damos la bienvenida a Valerio Rocco, al que esperamos corresponder a partir de noviembre con la misma ilusión, humildad y responsabilidad a la que hacía referencia en su presentación.

2 comentarios en «Valerio Rocco recoge el testigo de Juan Barja en la dirección del Círculo de Bellas Artes»

  1. Pingback: Demospaz

Deja un comentario