El edificio del CBA, una historia escrita en piedra

Imagen del diario ABC correspondiente a la inauguración del edificio del CBA en 1926.

Tras su fundación en 1880, el Círculo de Bellas Artes creció de manera exponencial y tuvo que cambiar de sede en innumerables ocasiones hasta encontrar su sitio definitivo. Esto no ocurrió hasta el lunes 8 de noviembre de 1926 a las 11:30 de la mañana con la inauguración de la sede en la esquina de Alcalá con la actual calle Marqués de Casa Riera. El rey por entonces, Alfonso XIII, acompañado por el mayordomo mayor de Palacio, el Duque de Miranda, fue recibido por la junta directiva del CBA, presidida por Juan Fernández Rodríguez, así como por el arquitecto Antonio Palacios y todos comenzaron el acto con la visita a la exposición de Ignacio Zuloaga, la primera que albergó el edificio, continuó por los distintos salones, espacios y terrazas, tuvo parada en la azotea y sus vistas a vista de pájaro sobre Madrid y, como curiosidad, acabó —cito textualmente de la página 423 de la publicación El año político de 1926— con un lunch.

Días después de la inauguración comenzaron a sucederse las actividades culturales, tales como el teatro, del que hemos encontrado este extracto de la primera función en el Teatro Fernando de Rojas.

“La Época de Madrid” del 9 de noviembre de 1926 adelantaba el primer programa teatral del nuevo edificio del CBA.

El edificio del Círculo de Bellas Artes, con más de 90 años de existencia, es quizás uno de los mejores ejemplos de arquitectura al servicio de su actividad, sin desdeñar las características ornamentales y estilísticas de la época. El proyecto de Antonio Palacios pretendía aunar la grandiosidad arquitectónica y ornamental con la función artística, cultural y —por entonces— lúdica de la institución.

La sede del CBA, que ya tenía 5.000 socios en 1927, contaba no solo con importantes espacios destinados a las artes, las exposiciones, conferencias, cine o teatro, sino que también incluía piscina, billares, barbería, salón de estudio, sala de baile para esas fiestas de largo entre las que estaba el mítico baile de máscaras, de esgrima, retransmisiones radiofónicas, fiestas, etc. Destacamos este carácter lúdico de entonces porque, por ejemplo, uno de los principales motivos que propició la construcción del inmueble fueron los beneficios reportados por el juego, algo que solo se vio interrumpido con la dictadura de Primo de Rivera desde 1923, que obligó en los años en los años 30 a pedir ayudas a los poderes públicos ante la imposibilidad de hacer frente a las deudas contraídas por los costes de construcción. Junto a estas ayudas y la posterior revitalización del juego se alivió la maltrecha economía de la institución. Y es que el juego, guste o no, siempre ha estado vinculado al CBA en sus comienzos —y por ende a la sociedad de la época— y hay muchas anécdotas relacionadas al respecto, como la que cuenta el vocal de la Junta Directiva hoy, el director de cine, José Luis Cuerda, que da fe de lo que se llegaba a apostar.

El espacio donde se asienta el CBA corresponde al antiguo jardín del Marqués de Casa Riera, adquirido el 13 de julio de 1918 por dos millones de pesetas, que contaba con 27’40 metros de lateral de la calle Alcalá y 62,70 metros al interior con 1.718 metros cuadrados. Tras diversas vicisitudes, el proyecto de Antonio Palacios es el elegido en 1920 y en octubre de 1922 se pone la primera piedra a una edificación que no se terminó hasta noviembre de 1926 y cuyo coste total se disparó a casi los 12 millones de pesetas.

«Palacios era consciente de sus dotes de ágil constructor, conocedor del oficio de los artesanos que determinaba en parte un modo de proyectar». De todos los edificios que construyó Palacios, como el del actual Instituto Cervantes, el Hospital de Maudes o el Palacio de Comunicaciones, actual Ayuntamiento de Madrid, entre otros, el Círculo de Bellas Artes es quizás el más modernista de todos sus edificios sin desdeñar el eclecticismo madrileño y su vínculo neoclasicista con ese remate con la columnata cúbica en piedra de la fachada. 1.

Sin embargo, tras ese exterior arquitectónico pétreo, depurado y sobrio en general, con esos ventanales de corte racionalista, encontramos un interior artístico con una escalera central y unos salones que constituyen un «festín barroco». Como Antonio Fernández-Alba escribía, «Palacios entendía el interior de los edificios como lugares que sus habitantes debían contemplar con una emoción espacial». Así, cobra significancia el yeso, el mármol, los espejos y los estucados de frisos, capiteles o columnas.

Leer másEl edificio del CBA, una historia escrita en piedra

La UNESCO declara 17 proyectos de Le Corbusier como Patrimonio de la Humanidad

Nunca es tarde si la dicha es buena. El Círculo de Bellas Artes celebra la reciente inclusión de 17 proyectos de Le Corbusier entre los tesoros de la humanidad por parte del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO. El CBA siempre ha apostado por el creador francosuizo mucho más allá de su faceta arquitectónica y urbanística. Le Corbusier fue un humanista con todas las letras, un insaciable investigador y curioso en busca del hombre nuevo de la Modernidad, que exploró la poesía, la pintura, la escultura, la filosofía, el diseño…

Le Corbusier Patrimonio de la Humanidad

Estas 17 obras arquitectónicas —de las casi 60 que diseñó—, ubicadas en diversos puntos del planeta, son fruto de cincuenta años de “búsqueda paciente”, según atribuye la propia UNESCO al autor. Lo cierto es que todos los edificios escogidos son fiel exponente del Movimiento Moderno del que él fue uno de sus principales precursores.

Este reconocimiento es importante, ya que de casi 800 edificios incluidos en la lista de Patrimonio de la Humanidad, apenas 20 eran de arquitectura moderna, y el que más incluía hasta ahora era precisamente Frank Lloyd Wright, admirado por Le Corbusier, con únicamente dos obras.

En 2006, el Círculo de Bellas Artes quiso rendir homenaje a Charles Edouard Jeanneret (La Chaux-de-Fonds, Suiza, 1887- Roquebrune-Cap-Martin, Francia, 1965), hijo de relojero suizo que se dio a conocer internacionalmente con el pseudónimo Le Corbusier. Para ello, el CBA organizó una exposición en torno al libro El poema del ángulo recto, con el que sintetizaba sus ideas acerca de la creatividad artística y su papel en el mundo contemporáneo. La muestra incluyó la edición facsímil del original de Le Corbusier conjuntamente con el catálogo Le Corbusier y la síntesis de las artes: El poema del ángulo recto, que proporciona las claves para comprender la naturaleza de esta peculiar obra. Paralelamente, se organizó el congreso internacional En torno a Le Corbusier, en el que participaron algunos de los estudiosos más conocidos de la obra del arquitecto. Y para rematar la importancia que esta institución otorga a Le Corbusier, se publicó un dossier en la revista Minerva 2 con algunos textos inéditos del autor y otros interesantes artículos en torno a él, así como un librito con 7 ensayos bajo el nombre Doblando el ángulo recto.

La lista de las construcciones que pasan al Patrimonio de la Humanidad son: Casas La Roche-Jeanneret (París) 1923-1925; Casa en el lago Leman (Corseaux, Suiza), 1923; Casa Frugès (Pessac, Francia), 1924; casa Guiette (Amberes, Bélgica), 1926; casas de la Weissenhof-Siedlung (Stuttgart), 1927; Villa Savoye (Poissy, Francia), 1928; inmueble Clarté (Ginebra, Suiza), 1930; inmueble Molitor (París, Francia), 1931-1934; unidad habitacional en Marsella (Francia), 1945; fábrica en Saint-Dié (Francia), 1946; Casa del Doctor Curutchet (La Plata, Argentina), 1949; cabaña en Roquebrune-Cap-Martin (Francia), 1951; complejo del Capitolio de Chandigarh (India), 1952; Casa de la Cultura (Firminy, Francia), 1953; convento de Sainte-Marie de la Tourette (Francia), 1953; capilla Notre Dame du Haut (Ronchamp, Francia), 1950-1955; Museo Nacional de Occidente (Tokio, Japón), 1955.

Christina Rosenvinge: Tejiendo de noche

Cristina Rosenvinge

Penélope, esposa del infiel Ulises, dedicaba sus noches a destejer lo que ella tejía de día para mantenerla entretenida en la espera.  En Lo Nuestro, el último álbum en solitario de Christina Rosenvinge, hay también tejidos y mitos, y un giro hacia lo electrónico pausado y guiado por sintetizadores y susurros. Se trata de un trabajo cargado de referencias y musas, en el que resuena la presencia de Louis Bourgeois, Nikola Tesla, Bill Callahan, Yoko Ono, Luis Cernuda o Franco Battiato.

Rosenvinge actuará el próximo 19 de mayo en Frontera Círculo Ambar. Se trata de un concierto en el que abandonará el formato banda y estará acompañada en el escenario por el guitarrista Emilio Saiz. En la siguiente entrevista, nos adelanta cómo será esta actuación tan especial, y profundiza en su vida y en su obra: nos habla del sustento ideológico de sus canciones, de la peligrosa tela de afectos que tejen las mujeres, de la memoria y la maternidad, del arte en femenino, de la muerte, esa danza sobre tumbas de cristal.

[más información y venta de entradas]

#EcosRC en las exposiciones del Círculo de Bellas Artes

En Ecos del Círculo, magazine cultural de Radio Círculo que atiende a las actividades del Círculo de Bellas Artes, visitamos las exposiciones actuales del CBA.

 

Navegamos por el Danubio:

 

Edificamos con juguetes:

 

Nadamos en la abstracción del alfabeto:

Os invitamos a este acercamiento sonoro que adquiere forma de reportaje, y os esperamos en las salas del Círculo de Bellas Artes.

La mirada deconstructiva: una oda a la fragmentación

daruma_ma
www.despaisajes.blogspot.com.es

En la segunda sesión de los ciclos Los Lunes, al Círculo, titulada ‘Juegos, Deconstrucción’, Ana Fernando (Madrid, 1977) nos acercó a la idea de la deconstrucción explicada desde la lógica de los juegos. Para ello, se vuelve necesario cambiar la mirada sobre todo aquello que nos rodea y nos atraviesa desde distintos vértices. Y esforzarse por observar “los restos de aquello que ha existido de otra manera y también como algo nuevo que está por empezar”. La interpretación de Fernando es, por lo tanto, una oda a la fragmentación de lo que queda entre el proceso que se da entre el paso de una cosa hacia otra.

“Hay que asomarse, aunque parezca que no hay nada”, apuntaba la ponente, animando al público. Entre otras historias, la ponente explicó -mediante la exposición de fotografías, collages y piezas audiovisuales- que, por ejemplo, los preludios del compositor polaco Fryderyk Chopin eran defendidos por el autor como “piezas independientes”, mientras que los críticos -exaltados- expresaban: “¿preludio de qué?“. No obstante, ahí está la deconstrucción del pianista, que también se encontraba a lo largo de sus partituras, atiborradas de tachaduras y apuntes al margen.

Otra de las referencias deconstructivas presentadas por Ana Fernando se da en el ámbito del periodismo: recordando un antiguo libro descatalogado que llevaba al entrevistador a realizar sus entrevistas en diferentes espacios y tiempos, como en los encuentros en una estación de trenes en hora punta, pensando que la intemperie colocaría a cada palabra en su lugar.

Sin embargo, deconstrucción también es “todo aquello que no entendemos o la limitación a ver solamente una parte. Sobre todo si se trata de la parte de atrás de las cosas”. De ahí emerge el equívoco, es decir, el mundo de las apariencias y de los juegos del engaño que, irremediablemente, tienen mucho que ver con “el piso inestable en el que nos encontramos”.

¿Y qué hay del juego en todo esto? -se preguntaba a sí misma-. “La capacidad de introducir una intemperie en el refugio; introducir un exterior en un interior. Es como construir cosas en casa, cambiando el escenario de tal manera que una mesa se vuelve un territorio y las cortinas toman otro significado”.  En su conferencia, Fernando además recordó que Juan Bordes hablaba de una serie de juguetes de construcción de cristal que desaparecieron, precisamente, por su fragilidad. “Hubiese sido mejor correr el riesgo. Podría haber traído buenas cosas jugar con aquello que es peligroso”.

Ana Fernando Magarzo nació en Madrid, pero sus raíces (flotantes) llegaban hasta un pequeño pueblo de los Arribes del Duero, en la frontera con Portugal. Esta condición inicial vital tal vez marcó su predisposición para el viaje y su innegable propensión al entre. También repercutiría entonces en su asombro e interés tanto por lo rural como por lo urbano, y en la admiración por todo tipo de abismo, transición o alrededor, exterior o interior.

Recientemente han sido publicados sus artículos La crítica, instrucciones de uso (2014) y Deshaciendo ciudad (2015). También el libro Despaisajes (2015), un extracto de la tesis doctoral Lo infraordinario, hoy por hoy en deconstrucción.

Por Alejandro Alcolea

“Los lunes, al Círculo”, una cita semanal con la cultura abierta

El CBA pone en marcha una nueva iniciativa basada en la idea de seguir proponiendo actividades que permitan un análisis sosegado y una reflexión alejada del vicio de los titulares, y que nos ayuden a una mejor interpretación de la sociedad en que vivimos.

A partir de un amplio calendario de pequeñas y grandes exposiciones que pretenden mostrar y hacer pensar, las conferencias, más de treinta al año, añaden a Madrid y a nuestra agenda una cita fija con destacados nombres de la cultura. Junto a ellos (Ana Fernando, Luis de Pablo o Juan Navarro Baldeweg, entre otros), el Círculo ofrece un nuevo espacio donde se abordarán temas poéticos y artísticos, políticos, culturales o sociales, que sirvan de punto de partida para un debate profundo, donde queden diluidas las fronteras entre unas disciplinas y otras.

Las conferencias, de acceso libre y gratuito, se inaugurarán el próximo 7 de marzo, con la conferencia de Juan Bordes. Todas ellas se celebrarán a las 19.30h., en la Sala Picasso.

Ciclo conferencias relacionadas con la exposición Juguetes de construcción. Escuela de arquitectura moderna que puedes ver hasta el 15 de mayo:
07.03.16. Juan Bordes: Jugando a las vanguardias
14.03.16. Ana Fernando: Juegos, deconstrucción
28.03.16. Luis de Pablo: Alea
04.04.16. Patxi Lanceros: Al otro lado del río. Disidencias y desinencias
11.04.16. Juan Navarro Baldeweg: Display Art
18.04.16. Javier Arnaldo: ¿Era el arte una broma?
25.04.16. Juan Calatrava: Jugar la ciudad / Jugar en la ciudad. De Jules Verne a Aldo van Eyck
09.05.16. Juan Miguel Hernandez León: Arte y juego

En el Círculo de Bellas Artes tienen lugar un sinfín de eventos abiertos al público que puedes consultar en nuestra agenda diaria. Además de Los Lunes al Círculo (#LunesAlCírculo), este 2016 hay otras conferencias interesantes relacionadas con el ciclo Moisés y Aarón: la cuestión del monoteísmo o con la Cátedra ACCIONA de la Escuela SUR a las que también puedes acceder libremente siempre que el aforo de la sala lo permita.

javier paxariño: música para el entendimiento

Existe una tierra abierta a los símbolos y los sonidos. Javier Paxariño, uno de los mayores virtuosos instrumentistas del planeta, la explora sin cesar en sus trabajos, a los que bautiza con nombres tan evocadores como Pangea, la gran masa terrestre que dio lugar a los actuales continentes; Ouroboros, el mito del eterno retorno, o Temurá, que alude a una técnica cabalística aplicada al misterio de la oración.

Leer másjavier paxariño: música para el entendimiento

“somos cultura”, el nuevo sello de garantía de calidad cultural

El CBA crea su sello de garantía de calidad Somos Cultura, que entregará cada año a todas las empresas y entidades que han colaborado para que esta institución siga siendo un referente de la cultura, ya no solo en España, sino en toda Europa.

El sello Somos Cultura pretende, por un lado, agradecer a todos los que han visto en el Círculo un lugar donde celebrar, promocionar o patrocinar sus eventos. Y por otro, hacerles partícipes de algo más: ellos son cultura porque directa o indirectamente hacen que sigamos ofreciendo una rica y heterogénea programación cultural.

Sin ellos, y junto a nuestros socios, amigos y compañeros de viaje, el Círculo no podría ejercer de Casa Europa, velando por los valores que identifican nuestra cultura, desde las bellas artes al pensamiento. Gracias a su confianza, el Círculo de Bellas Artes ha podido desarrollar a lo largo de 2015 una serie de actividades propias, entre las que podemos destacar:

– La entrega de la Medalla de Oro a Salman Rushdie.

– La oferta en artes plásticas, con exposiciones como las dedicadas a Jorge Molder o Grete Stern. O como aquellas otras, colectivas, que también han disfrutado un buen número de visitantes: Modernidad. Fotografía brasileña 1940-1964, JazzJazzJazz, PHotoEspaña, Cabañas para pensar

Conciertos, como los programados en los ciclos Jazz Círculo o Frontera Círculo Ámbar. La primera edición de Sigma Círculo.

Moisés y Aarón: conferencias y conciertos.

– Eventos más que consolidados en la agenda cultural y formativa madrileña: Escuela de las Artes, Lectura de El Quijote y actividades anexas, Las Noches Bárbaras, Festival Eñe 2015, etc

– Edición de libros y catálogos y de la revista Minerva.

El sello Somos Cultura es de carácter anual y se hará llegar a final de año a cada una de las entidades, que en el caso de 2015 rondan las 2000.

¿Eres una empresa? ¿Quieres conseguirlo? Entérate cómo

festival eñe: abrir pasos

EÑE 15

La Fábrica y el Círculo de Bellas Artes organizan los días 20 y 21 de noviembre la séptima edición del Festival Eñe, la gran cita de la literatura española, que, como Alberto Anaut, director de La Fábrica, ha manifestado durante la presentación, “iza una bandera por los distintos idiomas y escritores del país”.

Eñe, que tiene lugar en el Círculo de Bellas Artes, es un punto de encuentro para escritores, editores, periodistas y apasionados por la lectura que ofrecerá un programa literario dirigido por el escritor Manuel Rivas que gira en torno a la idea de “abrir pasos” y que vertebrará más de 50 actividades con alrededor de 70 invitados, entre diálogos intrépidos, mesas redondas, conferencias, talleres, recitales poéticos, actividades infantiles y música. “Cuando se trata de contribuir a crear espacios, como es este caso, siempre me apunto”, declaraba Manuel Rivas, quien también apuntó a Eñe como “un lugar de porqués, del activismo de la libertad, de la duda y de la búsqueda. Un lugar de reflexión, imaginación, memoria y descubrimiento”. Y, como apostilló Juan Barja, director del CBA, “un lugar de acuerdos y desacuerdos de donde siempre salen cosas positivas”.

Juan Goytisolo, premio Cervantes, será el encargado de inaugurar esta VII edición, mientras que Quico Cadaval será el que lo clausure. Entre los principales nombres que asistirán, están Julio Llamazares, Javier Moro, Marta Sanz, Caballero Bonald, Yuri Herrera, Elena Medel, Juan José Millás, Luis García Montero, Agustín Fernández Mallo, Óscar Hahn, Jordi Soler y Bernardo Atxaga. Además, podremos ver a Joaquín Sabina, Ana Curra, Miguel Ríos, José Luis Cuerda, Baltasar Garzón, SUSO33, el presidente de Médicos sin Fronteras y el director de Amnistía Internacional en España, entre otros muchos.

La poesía y los talleres tendrán un espacio privilegiado. En el primer apartado, Eñe contará con lecturas inéditas y debates de escritores como Leire Bilbao, Javier Gallego “Crudo”, Ada Salas, María do Cebreiro, Víctor M. Díez y Juan Carlos Valle “Karlotti”. En el segundo apartado, destacan Fernando González “Gonzo”, Lola Larumbe, Antón Patiño, Nelson Calderón, y Carmen Pena que impartirán talleres exprés de creación en disciplinas tan diversas como el periodismo, la narrativa y el arte.

Eñe no dará la espalda a eventos tradicionales como “Cuatro editores en busca de autor” y en Twitter celebrará el concurso Fotohistorias de Madrid, que promueve la publicación de imágenes y textos cortos con acontecimientos inventados o reales ambientados en la ciudad.

Entre los distintos diálogos, encontramos: Juan Goytisolo con Antonio Lucas; el músico Miguel Ríos y el filósofo y premio nacional de Ensayo José Luis Pardo; Jordi Soler y Bernardo Atxaga; Kirmen Uribe y Mercedes Monmany; Agustín Fernández Mallo con Jose Edelstein. La ecología y solidaridad también estarán presentes con diálogos entre el escritor Juan José Millás y el director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán; también entre Javier Moro y el presidente de Médicos sin fronteras, José Antonio Bastos; o con la conferencia que ofrecerá Ruth Toledano: Literatura ecológica y ecología de la literatura.

Cultura, información y periodismo serán los ejes de tres mesas redondas que reunirán a nuevas y veteranas voces del periodismo cultural. Eloísa Otero, de Tam Tam Press, Clara Morales, de Infolibre y Manuel Cuéllar, director de El Asombrario ofrecerán su punto de vista acerca de cómo Abrir pasos…en el periodismo cultural. Sergio Vila-Sanjuán, director del Cultura|s de La Vanguardia; Ignacio Elguero, director del programa La estación azul de Radio 3 y Fernando González “Gonzo” abordarán las Culturas emergentes y crisis del periodismo. Incontestables figuras de la cultura en español como Julio Llamazares y José Luis Cuerda y Manuel Vicent y El Roto, conversarán entre sí, moderados y acompañados por Juan Cruz y Ángel S. Harguindey, respectivamente. La escritora argentina Raquel Robles, Premio Clarín 2008, y el mexicano Yuri Herrera, autor de Señales que precederán al fin del mundo, dialogarán gracias al apoyo de la Embajada de Argentina y la Embajada de México y el Instituto de México, respectivamente. El juez y abogado Baltasar Garzón, autor de libros como La línea del horizonte o El alma de los verdugos, será también protagonista de un diálogo intrépido.

Además, habrá dos homenajes más que merecidos a Rafael Chirbes y Caballero Bonald.

El Festival Eñe está organizado por La Fábrica y el Círculo de Bellas Artes y cuenta con el apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte-Plan Fomento de la Lectura, AC/E Acción Cultural Española, Madrid Destino y el Institut Ramon Llull así como de la Embajada de la República de Argentina, la Embajada de México, el Instituto de México en España y El País. Telefónica, Fundación Loewe y Fundación Repsol son socios protectores. Hotel Iberostar Las Letras Gran Vía es el alojamiento oficial; illycaffé, Brizzolis y Librería Antonio Machado, colaboradores oficiales; y Notodo.com y Radio Círculo, medios asociados.

Los abonos para el festival ya están a la venta en www.lafabrica.com y www.circulobellasartes.com con unos precios de 15€ general y 10€ reducido.

Recuerda que puedes seguirnos en Twitter a través del hashtag #FestivalEñe15 y de las cuentas de @cbamadrid, @revistaparaleer y @la_fabrica.

Horarios provisionales del #FestivalEÑE15 aquí: Avance_programa_Festival_Eñe_2015

cuerpo de juegos

anacasas2

Convertir el cuerpo en un cuarto de juegos. En ciertas fotografías de Ana Casas Broda, pertenecientes a la serie Kinderwunsch, el cuerpo de la autora se muestra marcado con rastros de pintura infantil. Unos rastros que, en palabras de Ana, dibujan el modo en que la maternidad ha cambiado su vida. Y es que Kinderwunsch es un término alemán que hace referencia a la unión de las palabras niños y deseo, lo cual desemboca inevitablemente en la querencia de ser madre.

Esta serie, incluida dentro del certamen PHotoEspaña 2015, da muestra de un sinfín de temas más, entre los que destacan el poder de la fotografía como símbolo de afecto; el miedo social al contacto y al cuerpo como un tema eminentemente político, o la necesidad del artista de crear para aferrarse al presente. De estas y de algunas otras cosas más conversamos con Ana Casas Broda el mismo día de la inauguración. Gracias, Ana.

[más información y visita virtual]